¡Bienvenidos a La Liga Olmeca A.C. Ciudad de México!

La Liga Olmeca, A.C., se fundó en el año de 1963 como una organización que apoya y promueve el desarrollo del Béisbol y Softbol en la Ciudad de México, integrando a la gran familia Olmeca en un ambiente sano y deportivo en todas y cada una de sus actividades desde la temprana edad de 3 años teniendo como objetivo principal formar hombres y mujeres de bien, útiles a su Patria y Sociedad.

Seguir Leyendo...

  • g01
  • g02
  • g03
  • g04
  • g05
  • g06
  • g07
  • g08
  • g09
  • g10
  • g11
  • g12

Noticias

La Liga Olmeca: “Predicando con el Ejemplo”

La Liga Olmeca: “Predicando con el Ejemplo”.

“el hombre, si no quiere dejar de ser hombre, debe alimentar valores, recuperar los perdidos o avizorar otros nuevos, debe buscar en los mismos hábitos de la sociedad cuanto de aprovechable y valorizador pueda sacar de ellos”.

Cagigal, ¡Oh deporte!

Este documento pretende invitar a la reflexión sobre el auténtico valor del deporte como creador y formador de personas, con valores sociales y personales acordes para la convivencia pacífica y armónica.

Se presenta y comparte como una experiencia vivida, un relato auténtico de un jugador de la generación que fundó la Liga Infantil de Béisbol Olmeca, un relato de un jugador que estamos seguros que coincide con todos los jugadores que vivieron esa misma experiencia. Todos seguramente tienen punto por punto la misma apreciación, y perciben a la liga como fuente de formación educacional de varias generaciones de buenos mexicanos, que desarrolló una base de valores muy útiles para enfrentar la vida adulta.

Las Ligas Pequeñas de Béisbol en México iniciaron en los años 50’s en el norte y sur del país, extendiéndose rápidamente al resto del mismo.

Aprovechando esta expansión territorial del “juego americano”, el Sr. William Richardson estadounidense radicado en México, promovió y fundó las “Ligas Pequeñas” de béisbol en el D.F. atrayendo a niños y jóvenes a practicar este deporte, organizando la actividad de acuerdo al modelo de “Little Leagues” ya existente en los Estados Unidos.

La Visión de estas “Ligas” siempre fue más amplia que la simple práctica de “el juego de pelota”. La Visión de la organización fue crear un núcleo de entretenimiento sano, de convivencia familiar, de respeto y armonía, que promoviera hábitos y valores de ética y desarrollo físico alrededor del deporte.

Con la finalidad de generar arraigo, empatía y sentido de pertenencia, se decidió nominar a las diferentes Ligas con nombres de culturas prehispánicas, tales como: Olmeca, Maya, Mexica, Tolteca, Yaqui, y muchas más, respetando zonas o delegaciones diferentes, lo que provocó competencia.

Muchos de los que disfrutamos la gran experiencia de “jugar” en alguna de las distintas Ligas, estamos muy conscientes de los valores y formación que la participación en estas organizaciones nos aportaron. La filosofía de compañerismo, tolerancia, y participación que nos inculcaron a través de la convivencia con cientos de familias y compañeros de distintos orígenes, colonias, escuelas, nivel socioeconómico y hasta religioso, ha sido muy valiosa en nuestro desarrollo personal y humano. 

Aún hoy en día, después de más de 50 años de la fundación de La Liga Olmeca, cuando vamos a visitarla, vestimos con orgullo sus colores y cuando entramos a los campos y a sus instalaciones, reafirmamos nuestra actitud y nos disponemos a disfrutar  compartiendo con “los nuestros”, con “nuestros hermanos de la Liga”, poniéndonos al día de la situación actual de nuestra “Alma Mater”, para conocer y seguir participando con nuestros mejores recursos, ánimo y entusiasmo, aportando para la formación de “buenos beisbolistas”, pero lo que es más importante: buenos hijos, hermanos, compañeros, amigos, mexicanos.

El principio y ejemplo de “comunidad social”, el espíritu y entusiasmo del ser y estar, nos fue mostrado por la misma participación devota y desinteresada de nuestros padres. La disciplina y consistencia para cumplir con puntualidad y cabalidad con entrenamientos y juegos; el sacrificio de su tiempo y participación en beneficio de un bien común; la presencia y apoyo para estar para nosotros y para la liga todos los fines de semana de las distintas temporadas, todo esto consiguió que se formara una hermandad, una gran familia, “la familia Olmeca”.

Esto ha trascendido en nuestras vidas, mucho más allá de los límites que marca la frontera de la “edad liga” (ahora de los 5 a los 21 años), ya que Olmecas somos todos y no solamente los jugadores, también los padres, abuelos y hermanos, a más de 50 años, la amistad perdura y el orgullo se transmite de padres a hijos.

Otro valor que agradezco a la familia Olmeca es el espíritu competitivo que me inculcó, esa vocación de triunfo, ese que es el único que vale, el que hay que compartir y disfrutar, porque se consiguió limpiamente, trabajando en equipo, con esfuerzo y dedicación y con un gran respeto por el equipo rival.

La convivencia ordenada y entusiasta de las familias completas, convertían los campos y tribunas en un foro de múltiples intercambios y aprendizajes de todo tipo de temas, siempre con la excusa del beisbol.

Los papás podrían haber practicado algún otro deporte, pero por nosotros, llegaron a ser unos verdaderos expertos en el conocimiento y la estadística “beisbolera”. Las mamás compartían esa cultura alrededor de los logros y desempeño de sus hijos, siempre aportando su presencia y su esfuerzo.  Iniciaba entonces la práctica del softball femenil y así, todas las familias generaban un rol de integración y solidaridad para el buen funcionamiento de esa comunidad, de ese grupo de bien, parte valiosa para cualquier sociedad.

Todos aprendimos que los valores se manifiestan en acciones concretas, y que para asimilarlos y entenderlos las palabras sobran. El sacrificio en tiempo, dinero y vida personal fue siempre el mejor “donativo” que nuestros padres hicieron a nuestras vidas.

Después de más de 60 años del inicio de las Ligas Pequeñas en México, y más de 55 en la Ciudad de México, el panorama actual es triste para este maravilloso modelo de integración social, que con el pretexto de la práctica de un deporte, es y ha sido formador y forjador de valores, convivencia, competencia y desarrollo físico.

Hoy, los diferentes intereses políticos y empresariales están poniendo en peligro la continuidad y permanencia de este entorno de convivencia sana y familiar. Ahora la ambición individual se antepone al bienestar colectivo.

Cabe destacar el caso particular de la Liga Olmeca y su modelo de operación, que apoyada por las distintas generaciones desde su fundación, no solamente ha crecido hasta posicionarse como la Liga Infantil más importante del D.F. y quizá del país, sino que ha traspasado sus propias fronteras para brindar apoyo y beneficios a otros grupos, a través de la “Fundación Olmeca Soy” con importantes y variados programas sociales, para: Personas de la 3ª edad, Grupos de Escasos Recursos, Grupos de Capacidades Diferentes, Niños con Problemas de Audición conducido con el Instituto Pedagógico para Problemas del Lenguaje (IPPLIAP) o para empleados y funcionarios de la propia Delegación Alvaro Obregón.

Hoy es cuando las autoridades deberían preocuparse y comprometerse mucho más con la reconstrucción del tejido social, con el rescate de valores que permitan la convivencia y la armonía en las colonias, municipios, delegaciones y ciudades.

Es tiempo de voltear hacia atrás, defender y poner en práctica lo que ha probado ser valioso y productivo. Proteger y replicar lo que está bien hecho, e incluso plantearlo otra vez como una solución efectiva ante la problemática  de delincuencia, inseguridad y separación social que ahora es más y más frecuente.

De acuerdo a nuestra vivencia, por lo que nuestros padres nos enseñaron, por lo visto a través del tiempo con nuestros amigos y compañeros, los problemas y situaciones difíciles se solucionan con acciones, esfuerzo y ejemplo. Las palabras sobran.

Debemos fortalecer a las organizaciones e instituciones (públicas y privadas) que retribuyen con hechos a nuestra sociedad.

Debemos hacerlo y promoverlo por nuestros hijos, por nuestros nietos, por nuestra comunidad, por nuestro México.

Luis M. Montalvo de L.

Olmeca de Siempre

www.olmecasoy.org

 

56841442

Convocatorias para los Torneos internacionales

**Convocatorias para torneos internacionales 

Torneo de Miami (International Baseball Tournament) a celebrarse del 1º al 9 de agosto.

Página: http://www.wbfint.net/Default.aspx

 

**Torneo Nationals en Texas

Página: http://baseballnationals.com/texas/

Existen tres fechas entre el 19 de junio al 9 de julio.


**Torneo AAU Sports- FPS México